Nueva etapa

marzo 5, 2006

WordPress nos dió la bienvenida y a partir de hoy La Propaladora estará alojada en su hosting. El cambio, muy positivo por cierto, llevará un tiempo de adaptación y de a poco iremos mejorando el blog. Hoy ya se pueden observar las nuevas categorías para clasificar los post. Un detalle importantísimo para destacar de este nuevo servicio: se puede importar el blog completo desde Blogger hacia aquí sin perder absolutamente nada.

Espero les resulta más práctico.

 


…y entonces qué es?

noviembre 28, 2005

Ocurrió que algunos de los primeros visitantes del blog me preguntaron sobre “La Propaladora” y su significado. Y sí, luego de un fugaz censo el análisis arrojó el siguiente resultado:
* Quienes no sabían lo que era una propaladora se dividían en:
-Gente muy joven (menores de 25 años)
-Gente proveniente de grandes ciudades (incluidos los de esta metrópoli)
-Extranjeros

La propaladora, fue y sigue siendo, en muchos pueblos y pequeñas ciudades uno de los medios de difusión y comunicación más importante. ¿Y por qué digo importante, teniendo en cuenta que en todos lados ya existen, radios, aparatos de televisión, medios gráficos y ahora Internet?. Porque es el medio de difusión más cercano entre vecinos, instituciones y comercios de lugares donde a veces no hay más población que 1000 personas. Siendo objetiva el artefacto de la propaladora es muy sencillo: Parlantes conectados a un transmisor a través del cual un “locutor” difunde la información. Los parlantes están dispuestos en las calles y plazas principales y, en otros casos, son móviles ya que instalan todo el aparataje en un vehículo que recorre incansable las calles del lugar. He aquí algunas ideas y reflexiones que rescaté de por “ahí”, sobre el significado de este mágico invento:
* “La propaladora acerca a los vecinos e informa sobre sus necesidades”
* “Vengo del campo y allá funciona bien la propaladora, cuando asumí en el club saqué un parlante a la calle y empecé a poner música, después la gente empezó con los mensajes familiares y llegó un momento que los comerciantes optaron por pasar ofertas”
* “Siendo niño, casi no recuerdo paseo por el pueblo sin escuchar la propaladora. Esa radio a la intemperie que deja escapar su voz desde una serie de parlantes como budineras colgando de lo alto de los postes de la luz de las calles del centro”.
Esto es La Propaladora: una herramienta para comunicarnos mejor.


El inicio

noviembre 5, 2005

Al final, me decido a empezar el blog. Engolosinada con tanta lectura blog de otros, de manera extraña, parecía que cada vez se dilataban más los tiempos de este comienzo.
Sin más vueltas, he aquí La Propaladora, un espacio para opinar, debatir, contar, describir y difundir los infinitos pensamientos.